¿Podemos ayudarte?

¿Conoces las modalidades de clases de inglés en Bogotá?

Aparte de la importancia que tiene aprender inglés en Bogotá, es necesario tener en cuenta la disposición, tiempo y modalidad que mejor se ajusta a tu estilo de vida, pues las clases no pueden ser iguales para todo el público. Tomar clases de inglés se ha convertido en pieza clave para la mayoría de la población, sin embargo, las dificultades con el transporte, los exigentes horarios laborales, el gasto extra de dinero, la necesidad de pasar tu tiempo libre en familia, ha exigido que se establezcan varias modalidades para lograr los objetivos de aprendizaje. A continuación te presentamos las 4 modalidades más comunes entre la sociedad y el sistema educativo:

MODALIDAD PRESENCIAL:

Desde hace tiempo, las clases presenciales se han establecido como una de las modalidades más comunes de aprendizaje, aún así este estilo no se ajusta a todo el público, por eso se han propuesto dos estilos de clases presenciales: grupales o personalizadas.

  • Clases grupales:

Este tipo de clases permite compartir con más personas que se encuentran en tu misma situación, todos tienen un conocimiento proporcional sobre el idioma, haciendo que el aprendizaje sea mutuo. Las clases grupales te permiten conocer gente, realizar actividades dinámicas, salir de la rutina diaria, asistir a espacios fuera de tu casa u oficina, entre otros; incluso, puede ayudarte a eliminar la timidez y vergüenza de conversar con más personas en otro idioma, así cuando tengas la oportunidad de realizar una conversación fuera de clase, tendrás un poco más de confianza para hacerlo.

  • Clases personalizadas:

Las clases personalizadas te permiten contar con un profesor dispuesto solo para tu enseñanza, ajustándose solo a tus necesidades y objetivos. Estas clases de inglés en Bogotá, o en tu ciudad, son ideales para quienes no gustan de interactuar en público, no pueden aprender en grupo, no cuentan con el tiempo para asistir a un instituto o simplemente buscan mejorar sus capacidades enfocadas en metas definidas. Además, las clases personalizadas cuentan con ventajas de progreso a tu ritmo, retroalimentaciones particulares, flexibilidad de horarios y de espacio de clases, mantienes comunicación constante con alguien que mientras te corrige también te ayuda a mejorar tu confianza a la hora de hablar, y lo mejor de todo, es que tú eliges el lugar donde tomarás tu siguiente clase.  ¡Así es! Puedes tomar tu clase en casa, en tu oficina o en un lugar especial y acogedor, lo importante es que este espacio sea adecuado para que te dispongas a aprender, sin distracciones ni incomodidades.

MODALIDAD SEMIPRESENCIAL:

Esta modalidad viene creando relevancia a raíz de las dificultades que se acarrean hoy en día, en ocasiones trabajar y estudiar ocupa mucho tiempo, haciendo que el tiempo libre sea cada vez más corto. Aun así, hay quienes desean tomar clases de inglés, pero que aún sin contar con el tiempo suficiente para asistir a un instituto, desean que algunas de sus clases sean presenciales. Para ellos se ha creado la modalidad semipresencial, donde los estudiantes asisten a unas cuantas clases grupales, en institutos, una que otra vez a la semana, mientras que otras clases o prácticas las toman de manera virtual.

MODALIDAD A DISTANCIA:

En esta modalidad no se requiere que los estudiantes se presenten en un salón de clases, en este caso, el alumno recibe el material de aprendizaje de manera digital y se encarga de tomar las clases de inglés de manera autodidacta. A pesar de ser una “educación flexible”, que se ajusta al tiempo y espacio de cada persona, exige que estés atento a cumplir con tiempos de entrega de trabajos o exámenes, de esta manera se certifica el avance en cada una de las clases.

MODALIDAD VIRTUAL O EN LÍNEA:

La educación virtual es una modalidad restringida al mundo digital, ideal para quienes requieren manejar el tiempo a su manera, con disponibilidad 24/7. En esta modalidad se requiere hacer uso intensivo del internet y de entornos tecnológicos especializados, sin necesidad de asistir a un espacio físico. Al igual que en la modalidad a distancia, en este caso se debe contar con mucha dedicación y aprendizaje autodidacta, pues hay que tener presentes las fechas de exámenes y entregas, y el aprendizaje será equivalente al tiempo que le dediques.

En Closer English queremos informarte sobre las diferentes ventajas que presenta cada una de las modalidades más comunes, sin embargo, nuestra favorita es la modalidad presencial, especialmente la personalizada, donde llevas todo a tu ritmo bajo la instrucción de un tutor y sin aumentar desplazamientos a tu rutina diaria.

A pesar de que el aprendizaje autodidacta puede adecuarse a muchas personas, nuestra experiencia nos ha demostrado que es necesario contar con alguien dispuesto a ayudarte a mejorar, alguien que esté pendiente de que tengas una correcta pronunciación o escritura, y que te corrija cada vez que sea necesario. Pues, cuando aprendes un error y nadie te corrige, comenzarás a creer que lo estás haciendo de la manera correcta.

Nuestro consejo es que al momento de elegir la manera de tomar clases de inglés, tengas en cuenta cómo es tu estilo de aprendizaje, tu honestidad te ayudará a encontrar la modalidad que más te conviene y te llevará, de una manera más eficiente, a lograr tus objetivos.

2018-11-01T15:10:28+00:00 Sin comentarios

Deje su comentario