¿Podemos ayudarte?
 

5 maneras de hacer una clase de inglés más dinámica

Existen dos maneras de aprender algo: de forma correcta y de manera incorrecta. Desafortunadamente esta última es la que está más afianzada en los métodos de aprendizaje actual. Estos problemas con respecto a la educación fueron heredados del siglo XX, y aunque en algunos casos se ha visto una mejoría, aún muchos errores del pasado persisten en la actualidad.  Es importante recordar que aprender no es memorizar un conjunto de palabras sobre un tema para responder preguntas de forma automática, solo para olvidar todo un par de semanas después. Lamentablemente estos vicios han pasado a formar parte de la instrucción en actividades extracurriculares, como aprender un idioma nuevo. Ante esto, todo buen aprendizaje académico comienza con una clase donde no se asuma que todas las mentes funcionan igual o donde la rutina y la falta de comunicación marquen la pauta.

No te pierdas este artículo donde te explicamos cinco formas de convertir tus clases de inglés en dinámicas.

 

Te explicamos cómo saber inglés te garantiza un buen sueldo.

 

  1. Incorpora juegos como estrategia pedagógica

 

No importa si tienes 8 o 98 años, un juego siempre será divertido. Además de ser una excelente manera de aprender inglés y mantener a las personas involucradas en el tema. La mayoría de las veces, los estudiantes ni siquiera se darán cuenta que están aprendiendo porque estarán interesados en el juego. Un simple juego de memoria puede volver más fácil aprender el conjugar los verbos a distintos tiempos. Para practicar mejor la gramática, que suele ser un poco más compleja de dominar, los juegos deben ser más precisos, de manera que ayuden a recordar el significado de las palabras más difíciles y que favorezcan a una mejor familiarización con los patrones gramaticales a través de asociación de palabras, imágenes y repetición.

 

  1. No sigas las estructuras tradicionales

 

Como hemos mencionado, el método tradicional de clases tiene muchas limitaciones. Cambia la manera en la que transmites la información. Así sea una clase particular o con un grupo de personas, la manera convencional de un profesor repitiendo datos en un contexto aislado, dejará poco o nada a sus estudiantes. Pero, ¿Cómo hacer esto? La mejor forma para empezar es incorporar los siguientes principios a tu clase:

  • Condensa la clase en tres a cinco puntos importantes. Dando hasta tres repasos de lo enseñado desde diferentes ángulos.
  • Cuenta una historia sin demasiados tecnicismos lingüísticos referente al tema, que capte la atención de los estudiantes.
  • Utiliza cualquier material didáctico a tu disposición que deje un impacto más profundo sobre el tema.
  • Deja que los estudiantes interactúen y tengan un papel más protagónico en la clase.
  • Practica el inglés oralmente en cada ocasión que puedas. Incorporando los nuevos puntos explicados en clase.

 

  1. Adiciona un poco de humor

 

No temas agregar algo de humor a la clase, incluso haciendo bromas sobre ti mismo, aunque creas que eso pueda llegar a sacrificar tu autoridad. De hecho, investigaciones recientes han demostrado que la autoridad se deriva principalmente al demostrar que te preocupas por tus estudiantes y, al hacerlos reír o que se sientan bien y más cómodos, es una forma de lograrlo.

 

  1. Da repasos con sentido

 

Dedica un tiempo no muy largo a la semana a revisar el material enseñado en las últimas lecciones, sin repetirte a ti mismo una y otra vez lo que ya has dicho antes, ya que se estará desperdiciando la verdadera oportunidad de aprendizaje que brindan los repasos. La idea es integrar los temas ya vistos a una imagen más grande formada con los nuevos contenidos, y ver cómo encaja todo el conjunto.

 

  1. Aprovecha la tecnología

 

Para hacer la clase mucho más entretenida, incorpora la tecnología de alguna manera, ya sea a través de distintos medios audiovisuales o gadgets que te ayuden a complementar lo visto en clase. Utiliza a tu favor el hecho de que todos cargamos siempre un dispositivo móvil inteligente y emplea la infinidad de herramientas disponibles para perfeccionar el inglés.  Cuanto más interactiva sea tu clase y más tecnología emplees, más disfrutarán tus alumnos lo que están aprendiendo.

 

Conoce las ventajas de tener una clase personalizada.

 

Ten siempre en cuenta estos puntos y experimenta aplicando los tuyos propios, considerando siempre que una buena clase debe motivarte a querer aprender más, hacer más y proporciona un marco firme sobre el cual puedes expandir tus conocimientos.

2019-04-11T09:33:19+00:00 Sin comentarios

Deje su comentario