¿Podemos ayudarte?
 

Estudiar inglés potencia el cerebro de los estudiantes

Como es bien sabido, el aprender nuevos idiomas es todo un desafío para lograr mejores oportunidades laborales, intercambiar experiencias y conocer personas de otras culturas, además de mejorar tu acceso a la educación. Sin embargo, existen muchos beneficios personales a la hora de estudiar inglés, que no solo te convertirán en bilingüe sino que desarrollarán y mejorarán tus capacidades.

Te puede interesar descubrir cómo relacionar los cursos de inglés en la hoja de vida.

Tu cerebro cambia

Está demostrado científicamente que existen una serie de cambios en tu cerebro cuando aprendes un segundo idioma. Los estudios analizaron la actividad neuronal de un grupo de 22 jóvenes oriundos de Finlandia, algunos de ellos habían aprendido dos, tres o hasta cuatro idiomas. Mediante una electroencefalografía los investigadores pudieron demostrar que aquellas personas que habían aprendido un mayor número de idiomas tenían cerebros más agiles y contaban con una mayor capacidad para procesar nuevas palabras y sonidos.

Igualmente, la comunidad científica reitera que de realizarse un viaje al cerebro de un bilingüe, se puede observar que en el proceso de adquisición del lenguaje la persona utiliza regiones del cerebro que están asociadas con el control. Es decir, los bilingües son capaces de adaptarse mejor a los cambios de tarea, centrarse y memorizar mucho mejor que los monolingües.

Del mismo modo, estudiar inglés permite ejercitar el cerebro, el retraso del envejecimiento y de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer. Y en líneas generales, potencia la capacidad y el rendimiento cognitivo en general.

Ventajas neurológicas de adquirir un nuevo idioma

No cabe duda de la importancia de comenzar a estudiar inglés. Los bilingües cuentan con un mayor número de ventajas que los monolingües, gracias a estos cambios que el estudio del idioma produce en la materia gris de nuestro cerebro.

  • Cerebros más grandes: El aprendizaje de lenguas extranjeras se sugiere desde el nacimiento, ya que los cerebros jóvenes aprenden más rápido, y el conocer un segundo idioma estimula el lóbulo parietal inferior izquierdo, el cual está relacionado con el conocimiento, los procesos cognitivos y analíticos.
  • Fomenta la creatividad: Aprender un nuevo idioma nos obliga a pensar de manera divergente. Mientras centramos nuestra atención en conversar en el nuevo lenguaje, nuestra concentración se encuentra al 100%, dado que en el mismo instante requerimos asimilar información nueva entre conceptos familiares y no familiares y dar una respuesta. Es un ejercicio continuo en donde se realizan diferentes tareas al mismo tiempo que mejora en el estudiante el desarrollo de la creatividad.
  • Mayor concentración de materia gris: Los políglotas tienen mayor cantidad de materia gris en su cerebro, la cual es responsable de que exista una expresión verbal fluida. Siendo lo más relevante de esta investigación, el combate contra la degeneración cognitiva. Se estima que el bilingüismo es capaz de retrasar la enfermedad del Alzheimer por al menos cinco años.
  • Recuperación de funciones cognitivas: El dominar dos idiomas otorga el doble de posibilidades de restablecimiento en caso de sufrir un accidente cerebrovascular, una ventaja que tiene relación con la reserva cognitiva del bilingüe, de acuerdo a hallazgos en estudios realizados en la india.

Aunque la mente humana aún es considerada un enigma hoy en día, la comunidad científica más que nunca he demostrado que estudiar inglés otorga mucho más que ventajas profesionales o personales, este hábito es capaz de cambiar tú forma de pensar, actuar y convertirte en una persona mucho más activa con facilidades de realizar tareas simultaneas y aprender nuevos procesos.

Te explicamos ¿Cuánto tiempo necesito para tomar clases de inglés?

Sí deseas comenzar a aprender inglés en este nuevo año, contáctanos para brindarte mayor información.

 

2019-01-22T15:59:04+00:00 Sin comentarios

Deje su comentario