¿Podemos ayudarte?

Clases personalizadas VS. Clases virtuales

Aprender inglés es uno de los objetivos más trazados por el ser humano, y con el paso del tiempo se ha hecho evidente que en algún momento determinado de nuestras vidas surgirá esta necesidad, ya sea porque tenemos anhelos de tener mejores ingresos económicos en una nueva oportunidad laboral, porque estamos pensando hacer un fabuloso viaje, o, simplemente, porque es esencial dominar el inglés en la actualidad.

Como bien sabemos, el inglés es el principal idioma entre el lenguaje de los negocios, la salud, el ocio, entretenimiento, gastronomía, deporte, turismo y cualquier otra actividad importante para el ser humano. Pero, ahora aparece la pregunta sobre ¿Cuál es el método más efectivo para aprender Inglés?

Pues, hoy en día estamos totalmente bombardeados por un sin fin de propuestas atractivas para dominar este idioma, y dentro de las posibilidades que existen siempre partimos de las dos opciones más populares, tomar clases de inglés con un método tradicional, es decir, de forma personalizada, o aprender inglés de manera virtual.

Cuando tomas la decisión de aprender inglés debes considerar varios factores primordiales, tenerlos en cuenta a la hora de elegir puede ser determinante para alcanzar tus objetivos de aprendizaje, por ejemplo:

  1. El tiempo, sin duda este es el factor principal que surge como inquietud para los interesados en tomar clases de inglés en Bogotá. Por un lado se presenta la opción de una clase personalizada, en la cual existe un tiempo de desplazamiento hacia el lugar de la clase, o desplazamiento del tutor hasta tu domicilio u oficina. Por otro lado encontrarás la opción virtual, en esta opción el desplazamiento no es preocupación, ya que puedes armar los horarios de acuerdo a tus necesidades y tomar la clase en el lugar que desees, incluso, desde cualquier parte del mundo.

Sin embargo, en Closer English buscamos hacer una salvedad, actualmente hacemos todo a través de una pantalla, trabajas delante de ella todo el día, el poco tiempo libre lo dedicas a tu celular, haces compras online, pagas las cuentas virtualmente y desde allí interactúas con tus amigos. Pensándolo bien, ¿Quieres pasar otro par de horas de tu día pegado a un computador? Si tu respuesta es NO, de seguro será mejor tomar un respiro y esperar a que un profesor llegue directamente, a tu casa u oficina, a darte las lecciones de inglés que requieres. Así tomarás un descanso de la tecnología y de la rutina diaria, te divertirás mientras aprendes y contarás con prácticas favorecedoras para tu aprendizaje, eso es algo para tener en cuenta!

  1. La metodología, optar por clases personalizadas en las que un docente solo te dé clases a ti, prestándote la máxima atención, es algo muy favorable, a decir verdad. Generalmente en éste método, a través de un examen diagnóstico, se  identifica el nivel del idioma del estudiante, los objetivos a alcanzar y sus necesidades actuales o futuras, con base en esto, se crea un plan de estudios hecho a tu medida.

Mientras tanto, al hacer un curso de inglés virtual no compartes o interactúas con personas físicamente. La gran debilidad de este método es que al no tener contacto con ninguna persona, puede no tenerse un feedback constante. Además, muchas veces es necesario compartir con alguien para aprender de su acento, la pronunciación, la forma en la que se expresa, no sabes todo lo que uno aprende de alguien gracias a su comportamiento corporal. Además, las clases online tienden a ser  predeterminadas, reproducen contenido a los alumnos, pero si en la mitad de la clase tienes una duda no habrá nadie quien te pueda responder o brindar ayuda. En últimas, lo mejor es interactuar con alguien hace que un aprendizaje sea más ameno, humano y divertido.

  1. La tecnología, está claro que todos creemos que la tecnología trae muchas ventajas y comodidades a nuestras vidas, así que la tecnología juega un papel importante en ambos métodos, por un lado en las clases de inglés personalizadas, el tutor puede apoyarse de la tecnología como herramienta de enseñanza, volviendo las clases más dinámicas e interactivas.

Mientras que para un curso de inglés virtual,  dependes de la tecnología al 100%, empezando con que necesitas una buena conexión a internet, si por algún motivo tu internet no funciona bien no vas a poder tener el acceso adecuado a las clases. De igual forma, es fundamental contar con un buen equipo tecnológico, ya sea una laptop o un dispositivo móvil, smartphone o tablet, que te permitan acceder al curso.

Además, aunque muchas personas tienen un conocimiento muy avanzado en el manejo de aparatos tecnológicos, aún existe mucho desconocimiento en su uso, esto hace que haya una alta probabilidad de abandono del curso.

Clases-de-inglés-personalizadas

Aun así, hay aspectos útiles para ambas modalidades, ya que en internet puedes encontrar recursos infinitos que se vayan adaptando a la necesidad que tengas, incluso, encontrarás canciones, lecturas, videos y más aplicaciones que pueden complementar todas las actividades y conocimientos adquiridos. Ya sabes que la práctica hace al maestro.
Ahora bien, debes tener en cuenta el estilo de aprendizaje que mejor se adapta a ti, pues si requieres presión de parte de otra persona para mantener un ritmo en cada clase, lo ideal es que tomes clases de manera presencial. Pero si ser autodidacta es lo tuyo, seguro que te podrás adaptar a la clases virtuales.

Como conclusión, estos son algunos de los factores más relevantes a tener en cuenta al momento de elegir qué método te conviene más, sin embargo, en cualquier caso, es recomendable contar con un apoyo a la hora de aprender un idioma nuevo, así te podrán corregir la pronunciación, podrás practicar, mejorará tu confianza y cuando necesites hablar frente a otros, de seguro te será más sencillo.

Así que no esperes más, toma la decisión de aprender inglés, y sea cual sea el método de tu preferencia, esperamos puedas alcanzar tu objetivo.

2018-11-02T16:52:03+00:00 Sin comentarios

Deje su comentario