El inglés es un idioma fundamental en la actualidad. Ante la globalización, es importante mantenerse actualizado en todos los ámbitos del conocimiento con el fin de lograr mejores oportunidades tanto personales como laborales, y los idiomas no son la excepción. Para aprender inglés hay distintas opciones, entre esas se ubican las clases de inglés virtuales y las aplicaciones. ¿Cuál es la mejor alternativa para estudiar? Quédate para conocer todos los detalles.

Apps para aprender inglés

Las apps para aprender inglés pueden considerarse como una herramienta adicional a la hora de estudiar el idioma, y pueden encontrarse y descargarse fácilmente desde cualquier smartphone. Asimismo, aunque algunas son de pago, la gran mayoría de estas aplicaciones tienen versiones gratuitas.

Ahora bien ¿cómo funcionan? Algunas juegan con las recompensas, es decir, que al hacer lecciones ganas determinados puntos (ejemplo: vidas) y puedes competir con otras personas a nivel mundial con base en eso; es una especie de motivación para que tu racha no se pierda en ningún momento. Otras apps se enfocan en el aprendizaje por medio de videos con la finalidad de entrenar el oído en el fraseo del idioma.

Cursos de inglés virtuales

La otra cara de la moneda se basa en los cursos de inglés virtuales. Estos son muy reconocidos, ya que generalmente se emplean en instituciones con mucha credibilidad y con maestros altamente capacitados con años de experiencia. Los cursos de inglés tienen distintas funciones particulares, como aquellas personalizadas a domicilio, preparación para exámenes internacionales, preparación a entrevistas, viajes, entre otros.

Ventajas de los cursos de inglés virtuales en comparación con las apps

Si ofrecieran por un lado las apps y por otro lado los cursos virtuales, ¿cuál se debería elegir? Los cursos de inglés virtuales tienen beneficios mayores a diferencia de las aplicaciones de inglés, y te mencionamos algunos:

  1. Se estudia entre personas

Muchas apps de inglés presentan algo peculiar: tienen voces robóticas. Se tratan de insertar frases por escrito para recibir una retroalimentación, pero esa revisión simplemente no va más allá; por lo que el tema a estudiar quedaría sin más explicaciones para entenderlo mejor.

¿Qué sucede con los cursos de inglés virtuales? La persona detrás de la clase es alguien profesional, generalmente alguien que estudió la carrera de idiomas en la universidad y que incluso ha tenido una larga temporada en un país con idioma nativo de inglés. Este maestro/a atendería todas tus dudas a tiempo real, por lo que el aprendizaje se vuelve más amigable, comprensible y prometedor.

  1. Certificados al final del curso

Los cursos de inglés mediados por institutos siempre incluyen, para el final de las lecciones, un certificado avalado. La ventaja de estos certificados es que se pueden añadir a un curriculum vitae, por lo que abre mayores posibilidades para encontrar un trabajo o acceder a una carrera universitaria en otro país.

  1. La disciplina está presente

Algo problemático de las apps para aprender inglés es la falta de constancia que muchos presentan, es decir, ven las lecciones por apenas unas semanas, pero poco tiempo después las abandonan y la meta de aprender inglés cae en la procrastinación. En cambio, con un curso de inglés virtual se hacen constantemente evaluaciones con el propósito de que el alumno se mantenga siempre motivado.

  1. Todo desde casa

Aunque esto no es una diferencia con las apps, sí que las clases de inglés virtuales son más dinámicas y accesibles al horario de cada participante. En muchas ocasiones, estas clases se producen por medio de videollamadas interactivas y fascinantes.

En definitiva, aprender inglés tiende a dar mejores resultados por medio de cursos virtuales, ya que hay una mejor retroalimentación, más constancia y un certificado que prueba las habilidades en cualquier ámbito profesional del exterior.

También te puede interesar: Cómo crear un perfil profesional en inglés

Autor

Publicaciones Similares